RESUMEN: La empresa se llama KrioRus y tiene sede en la pequeña localidad de Alabúshevo, en las afueras de Moscú. Lo que hace por ahora es congelar cerebros humanos y guardarlos en contenedores llenos de nitrógeno líquido, por el precio de 9.000 dólares más un abono anual de 500 dólares. Para ver el ARTÍCULO COMPLETO […]