30/08/06

Un biólogo australiano logra la aprobación de las autoridades sanitarias de su país para construir el primer centro criónico de la región.

Texto original de Physorg.com enhttp://physorg.com/news75883023.html

Traducción y adaptación: Javier Ruiz


Philip Rhoades, de 54 años, declaró al periódico Herald Sun que cree que será el tercer centro del mundo, y que él y su familia serán de los primeros en ser congelados en nitrógeno líquido a menos de 150º C bajo cero.

Phil

Philip Rhoades
Imagen de Jim Trifyllis tomada de The Courier Mail
“Mis padres son gente de ciencia, como yo, y junto con mis hermanos están interesados en este gran experimento”, ha dicho Rhoades.

“Si también puedo ayudar a otras personas para que sus vidas sean más largas, igualmente será importante”.

El Departamento de Salud de Nueva Gales del Sur ha aprobado el centro, según dice el periódico.

Rhoades ha gastado ya 490.000 $ desarrollando planes para el almacenamiento subterráneo en Cowra, a unos 200 Km. al oeste de Sydney. En un plazo de seis meses espera comenzar la construcción en un terreno de 60 hectáreas.

Durante el proceso criónico, los cuerpos se drenan de sangre, se bombean productos químicos y se almacenan en nitrógeno líquido para preservarlos con la esperanza de que los avances médicos futuros permitan traerlos de nuevo a la vida.

“Hace apenas unos años todo esto se consideraba como algo al borde de la ciencia, pero ahora con el proyecto genoma y las terapias génicas, la gente está comenzando a ver que con suficiente investigación y tiempo son posibles bastantes cosas”, dice Rhoades.

“Existe riesgo, pero ahora mismo la opción es la muerte permanente e irrecuperable, o bien una posible reanimación en el futuro como alternativa”.

Rhoades dice que había necesidad de un centro criónico en Australia porque fundamentalistas religiosos podrían sabotear las acciones ya establecidas en Estados Unidos o bien porque el gobierno podría proscribir el proceso.

La Cryonics Association of Australia tiene 30 miembros, de los cuales 16 ya han firmado para ser congelados entre los dos centros de Estados Unidos por un coste de hasta 190.000 $, dice el periódico.

Rhoades dijo que aunque tanto su madre Dorothy de 74 años, profesora de ciencias, como su padre Gerald de 79, químico industrial, están dispuestos a ser congelados, su novia no lo está.

“Hasta ahora no ha estado interesada, lo cual es triste porque yo verdaderamente la echaría mucho de menos en el futuro” dijo Rhoades.

ger-dor

Los padres de Philip Rhoades, Dorothy y Gerald
Imagen de Troy Bendeich tomada de The Courier Mail
 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>