El Dr. Ramón Risco respalda públicamente los fundamentos científicos de la criónica en un artículo del MIT Technology Review titulado “The Science Surrounding Cryonics“. El artículo está firmado por David W. Crippen, Robert J. Shmookler Reis, Ramón Risco y Natasha Vita-More.

Este importante y elegante artículo constituye una respuesta demoledora a un ataque a la criónica cuyo autor, el
Dr. Michael Hendricks, parece haber acabado de aterrizar en un extraño territorio, recien descubierto y sin ningún conocimiento. Según su propio artículo y eligiendo el más desafortunado título de los posibles, “La falsa ciencia de la criónica”, Hendricks presenta un absurdo razonamiento estableciendo la factibilidad de la criónica en virtud del posible éxito de un hipotético proceso denominado “mind uploading” (codificación del contenido de la mente para su transferencia a un sustrato artificial) y obviando la cuestión fundamental de si se puede preservar la memoria después de un proceso criónico o no. Con esto, deja patente, como viene siendo habitual en los detractores más agresivos, que desconoce tanto los fundamentos más básicos como los estudios existentes en la literatura científica y de áreas en las que parece que debería conocer más, considerando su titulación académica. Entre dichos estudios, el llevado a cabo en el Alcor Research Center, “Persistence of Long-Term Memory in Vitrified and Revived C. elegans“, en el que se ha probado la persistencia de la memoria a largo plazo en C. elegans vitrificados y revividos.

La pregunta que pretendía responder este estudio era: ¿Se mantiene la memoria después de la criopreservación? Natasha Vita-More, del Alcor Research Center (ARC) y Daniel Barranco, de CryoBioTech (CBT) de la Universidad de Sevilla, trataron de responder a esta pregunta formulada hace tiempo, mediante la investigación realizada usando el nemátodo Caenorhabditis elegans (C. elegans), un organismo muy bien conocido como modelo para la investigación biológica que ha generado resultados revolucionarios, pero que no había sido usado para probar la retención de la memoria después de la criopreservación. El objetivo de este estudio fue probar la recuperación de la memoria del C. elegans después de la vitrificación y la reanimación.

Vita-More y Barranco comprobaron que, utilizando un método de impresión sensorial en los C. elegans jóvenes, el aprendizaje adquirido a través de señales olfativas moldea el comportamiento del animal y lo aprendido se mantiene en la etapa de adulto después de la vitrificación.

El método de investigación utilizado consistió en la impronta olfativa usando benzaldehído (C6H5CHO) para la fase de sensación de la impronta olfativa en la fase L1, el método SafeSpeed de enfriamiento rápido para la vitrificación en la fase L2, reanimación, y un ensayo de quimiotaxis, para probar la retención de memoria de lo aprendido, en la etapa adulta. Los resultados de las pruebas de retención de la memoria después de la criopreservación muestran que los mecanismos que regulan la impronta odorante (una forma de memoria a largo plazo) en C. elegans jóvenes no han sido modificados por el proceso de criopreservación (vitrificación o congelación lenta) de los C. elegans adultos.

Daniel Barranco es miembro del grupo que lidera el Dr. Risco. El doctor en Ciencias Físicas, Ramón Risco, cambió su actividad científica, en el año 2002, hacia la biotecnología, en concreto hacia la criopreservación de material biológico. En 2007 inventa una tecnología capaz de criopreservar ciertos tipos celulares muy importantes: óvulos humanos y células madre, así como ciertos nemátodos de alto interés biotecnológico. Investiga la criopreservación de grandes órganos humanos, la criopreservacion de la mosca de la fruta (Drosophila) y de biopsias de tumores. En el año 2013 funda la “spin-off” Safe Preservation.

El artículo, del que es coautor el Dr. Risco, explicita su apoyo a la criónica, lo cual supone un importantísimo paso adelante en el reconocimiento y respeto público a esta disciplina. El Dr. Risco se añade así a la lista de médicos y científicos españoles e iberoamericanos que respaldan públicamente los fundamentos científicos de la criónica, en la que figuran el Dr. Jaime Lagunez, el Dr. Rodolfo Goya, y el Dr. Lluís Estrada. Con esta incorporación a la lista creada por Crionica.org, y que podría sumarse a la lista original (traducción), esperamos que otros expertos y prestigiosos científicos españoles e iberoamericanos se animen a unirse y sirva de estimulante para llevar a cabo proyectos criónicos. Es evidente la importancia de seguir realizando proyectos de investigación científica y desarrollando la tecnología necesaria para aprovechar el potencial de la criónica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>