Texto original deBen Best


Traducción y adaptación: Óscar Gutiérrez Salinas, Iván Casal Álvarez y Javier Ruiz


Revisión técnica de la traducción: Dr. Rodolfo G. Goya



El sábado 7 de julio de 2012 asistí al “Simposio sobre criónica y trastornos que amenazan el cerebro” en Portland, Oregon. El simposio fue idea de Aschwin de Wolf quien también me invitó amablemente a hacer una presentación sobre tratamientos para mitigar la enfermedad de Alzheimer. El Institute for Evidence Based Cryonics y Cryonics NorthWest organizaron el simposio.

Se ha dicho que las personas que hacen las gestiones necesarias para ser criopreservados piensan en cosas que otras prefieren no pensar, en este caso, la propia mortalidad. Al igual que el sol en el cielo, podemos ser conscientes de su presencia pero preferimos no mirar. La demencia se encuentra en la misma categoría. A pesar del hecho de que cualquier persona que viva el tiempo suficiente (por lo general, los crionicistas son partidarios de la extensión de la vida) tiene más probabilidades de no sufrir demencia, incluso los crionicistas suelen ser reacios a pensar en ello. Aschwin merece gran reconocimiento no sólo por ser crionicista, sino por la organización (con su esposa Chana) del primer simposio-conferencia del mundo en tratar el tema de la criónica y la demencia. Y es aún más impresionante si tenemos en cuenta que Aschwin es un treintañero.

La asistencia al simposio no requería ningún registro o cuota de inscripción. Un hombre asistió porque otro participante había informado a su esposa del evento mientras viajaba en avión a Portland. Sólo hubo unas 30 personas en el evento pero la calidad de los participantes y ponentes fue muy alta. El evento tuvo lugar en Kaos Softwear, empresa en la que Chana es directora y cada charla tuvo una hora de duración.

Chana de Wolf, con un master en neurociencia, fue la primera ponente. Su tema fue la neurogénesis, la creación de nuevas neuronas. A pesar de que la neurogénesis fue descubierta en 1965 y debido a que las neuronas son postmitóticas (células que no se dividen), el descubrimiento se trató con escepticismo hasta el descubrimiento de células madre neurales en el año 1992. La neurogénesis sólo se produce en dos áreas diferenciadas del cerebro de los mamíferos: el sistema olfativo y el hipocampo. Sin embargo, que se haya descartado la corteza cerebral es muy preocupante en la medida en que es donde posiblemente se localice la memoria, la identidad y la toma de decisiones ya que el hipocampo crea nuevas neuronas donde se almacenan nuevos recuerdos a largo plazo. Chana formuló muchas preguntas para las que todavía no hay respuestas. ¿Por qué el hipocampo necesita nuevas neuronas en la creación de nuevos recuerdos? ¿Cómo se utiliza la neurogénesis? ¿Cómo se regula? La neurogénesis disminuye con la edad y mejora con el ejercicio o la isquemia.

Aubrey de Grey comenzó su intervención reconociendo que ninguno de los trabajos financiados con los 4,5 millones de dólares de presupuesto para 2012 de su Fundación SENS (Estrategias de Ingeniería para una Senescencia Insignificante) se centra en la reparación del cerebro aunque existe un proyecto para determinar la tasa de acumulación de epimutaciones si bien no se centra en su reparación. Pasó la primera media hora resumiendo el programa SENS y los siguientes 15 minutos explicando porqué tres de las siete estrategias SENS son aplicables en particular a la demencia: (1) Los ovillos neurofibrilares y amiloides solubles en la enfermedad de Alzheimer y sus homólogas en otras enfermedades neurodegenerativas son desechos intracelulares. (2) La placa amiloide en el Alzheimer es desecho extracelular. (3) La última fase de la neurodegeneración implica la pérdida de células. El Dr. de Grey dijo que los desechos intracelulares muestran signos de autofagia incompleta así como que la mayoría de los desechos intracelulares en la demencia son de tipo proteico por lo que debería ser más fácil su eliminación que la de los productos de degradación del colesterol, núcleo del trabajo en el proyecto LysoSENS sobre la aterosclerosis, pero que no están debidamente repartidos en el lisosoma e indica la evidencia circunstancial de que el principal problema puede ser el mismo que en la ateroesclerosis, es decir, la intoxicación del lisosoma por el colesterol oxidado.

Habló de los últimos ensayos clínicos que aseguran la eliminación de los desechos extracelulares (placas amiloides) por las células de la microglía. Los primeros ensayos clínicos en humanos son prometedores pero se interrumpieron debido a que un 5% de los pacientes desarrollaron inflamación cerebral. Los ensayos más recientes aparentemente han corregido el problema. Aubrey destacó la creencia generalizada de que el amiloide puede eliminarse sin que ello sea de mucho beneficio, opinando que se sale del tema ya que el aplazamiento o una reversión importante del Alzheimer requerirá la resolución de los tres principales problemas, por lo tanto, la falta de beneficio al resolver uno de ellos no es una prueba de que no necesite ser resuelto. Yo soy uno de los escépticos porque las primeras pruebas en autopsias mostraron que aun cuando las placas de amiloide habían sido completamente eliminadas, no hubo reducción de la degeneración [THE LANCET; Holmes,C; 372:216 (2008)].

En el momento en el que se diagnostica la enfermedad de Alzheimer, la neurodegeneración ya está demasiado avanzada como para que la eliminación del amiloide sirva de ayuda (aunque cada vez se está logrando detectarla antes). La inmunización para eliminar el amiloide sería más eficaz si se iniciara a los 20 o 30 años, al igual que las vacunas para el sarampión o la polio – como prevención más que cura, a pesar de que el amiloide pueda tener una función positiva en la reparación o si no, no habría evolucionado. [Apuntes de Aubrey: ¿quién dice que evolucionó? “El envejecimiento es un producto de la negligencia de la evolución, no la intención de la evolución” (Hayflick)]. En cuanto a la pérdida de células, Aubrey fue optimista sobre el descubrimiento de que las células madre neurales son altamente migratorias, lo que sugiere que podrían ser dirigidas al lugar correcto en el neocórtex. Incluso si las neuronas pudieran reemplazarse en el neocórtex, me pregunto cómo habría que compensar la pérdida de las conexiones sinápticas y su fuerza. De los tres enfoques mencionados por el Dr. de Grey, yo diría que la eliminación de los desechos intracelulares parece la más ventajosa porque son los ovillos neurofibrilares los que conducen a la muerte celular más que las placas amiloides, que son un hecho previo.

Mi charla fue básicamente un resumen de la página “La enfermedad de Alzheimer: Mecanismos moleculares” en la sección de extensión de la vida de mi sitio web BENBEST.COM. Construí la página en el 2003 dejando mi empleo de enlace en el soporte de base de datos para Scotiabank en Toronto, Canadá, y me convertía en el presidente del Cryonics Institute en Michigan. Durante los siguientes 9 años, me sentía cada vez más incómodo con el atraso que llevaba en lo relacionado con mi página web. Por esta razón me sentí muy complacido al tener la oportunidad de realizar toda la investigación necesaria para actualizar la página web para este simposio. Desafortunadamente eso fue todo lo que pude hacer para actualizar la página antes de coger el vuelo a Portland. Aschwin y Chana permitieron que me quedara en su casa. No pude disfrutar la tarde del viernes con los asistentes al simposio pues tuve que estar toda la tarde y un par de horas de la mañana siguiente preparando mi presentación en PowerPoint. Sin embargo, quedé muy satisfecho con el resultado y también muy satisfecho con la presentación que pude ofrecer.

Animo a cualquier persona interesada en el contenido de mi charla, a consultar mi página web sobre el Alzheimer ya que contiene enlaces de referencias detalladas que no pude incluir en mi presentación. Pienso que la terapia más prometedora es la focalización de cobre con PBT2 que elimina el cobre del amiloide sin que los quelantes actúen sobre los elementos metálicos esenciales. El Etanercept, antagonista de la citoquina inflamatoria TNF alfa, también ha mostrado resultados prometedores. También es posible que la inmunización pasiva con anticuerpos tau sea de mayor beneficio en la detención de la neurodegeneración que los métodos inmunológicos contra el amiloide. En cuanto a la prevención, el ejercicio, la curcumina, el jugo de granada y la suplementación con fólico han mostrado buenos resultados. Hay también resultados aparentemente contradictorios que indican que el Ginko biloba puede retrasar el deterioro cognitivo en los pacientes de Alzheimer pero no tiene beneficio en la prevención de la enfermedad.

El tema de Mike Perry fue la detección precoz del Alzheimer. Sobre este asunto, dijo que el líquido cefalorraquídeo es bajo en beta-amiloide y alto en proteína tau fosforilada. Yo incluí muchos más detalles acerca de este tema en la sección de biomarcadores de mi página web sobre el Alzheimer- y así se lo comuniqué al final del día. En su presentación, Mike incluyó personas que no estaban afectadas por Alzheimer ya que con el envejecimiento es muy probable sufrir algún tipo de demencia. Comentó que el Alzheimer no es una enfermedad terminal, la cual se define como aquella enfermedad en la que dos médicos certifican que el paciente, probablemente, no le queden más de seis meses de vida. Ningún paciente muere por el Alzheimer — la causa de muerte es, por lo general, una infección (neumonía, úlceras por presión, infección del tracto urinario, etc.). Le transmití mi preocupación en el caso de suicidio por el cese de la ingesta de agua y alimentos de un paciente de Alzheimer porque podría conducir a la autopsia. Mike negó que este fuera el caso necesariamente y es en lo que todos coincidían ya que si la muerte se produce por el cese de la ingesta de agua y alimentos, el motivo de muerte es obvio y no es necesaria la autopsia aunque las circunstancias y las políticas pudieran variar. Sin embargo, Mike Darwin señaló que el cese de la ingesta de agua y alimentos podría ser perjudicial para el cerebro ya que es probable el paro cardiaco debido a la reducción de la respiración.

James Swayze, que sufre de paraplejia, con un servicio criónico contratado y que estuvo presente en este evento, expresó su preocupación por el daño cerebral a causa de la deshidratación. La deshidratación puede reducir la funcionalidad del cerebro pero es un proceso clave en lo que respecta a su vitrificación y tiene, probablemente, mucho más beneficio que perjuicio para los propósitos criónicos. En cuanto a los pacientes de Alzheimer, que casi siempre mueren de infección, Mike Darwin recomienda rechazar el tratamiento antimicrobiano como una forma de acelerar la muerte.

Keegan Macintosh, recientemente licenciado en Derecho en Canadá, habló sobre la demanda de Thomas Donaldson en 1988 en California para ser criopreservado antes de que el cáncer destruyera gran parte del cerebro e hiciera que la criónica fuese un esfuerzo inútil. Keegan criticó a los abogados involucrados en la apelación por argumentar que el derecho de Donaldson a la “criopreservación antes de la muerte” deriva de un derecho protegido constitucionalmente para el suicidio asistido en lugar del derecho a salvar potencialmente la vida con un procedimiento arriesgado. Al enfocar el caso de esta manera, el Tribunal pudo evitar considerar el caso de Donaldson como único y exclusivo y al mismo tiempo evitar el proceso criónico en él o en cualquier otra persona. Sin embargo, Keegan reconoció que las opciones para el suicidio asistido podían utilizarse por los crionicistas para tratar a personas con trastornos que amenazan el cerebro y por esa razón examinó la evolución de la legislación estadounidense y después la jurisprudencia canadiense. Señaló un número importante y significativo de diferencias en el análisis de los procesos en la Corte Suprema de Estados Unidos en los últimos casos de suicidio asistido por médicos, Washington contra Glucksberg y Vacco contra Quill y en los de la Corte Suprema de Canadá enfocados en la sección 7 de la Carta de Derechos y Libertades de Canadá (el derecho a la vida, la libertad y a la seguridad del individuo) en Rodríguez contra British Columbia y los casos posteriores.

La posición del gobierno está, presumiblemente, influenciada por el deseo de evitar la “pendiente resbaladiza” que devalúe la vida humana. Keegan señaló que aunque anteriormente otros países veían a la Constitución de Estados Unidos como referencia, la Constitución de Canadá es ahora el modelo a seguir más popular del mundo. La Sección 2 de la Carta de Derechos y Libertades hace hincapié en “la libertad de conciencia y religión”. ¿Cuál sería el efecto de alguien que creyera que la cremación antes de morir es el camino a la salvación? La “libertad de conciencia” implica que la moral laica es tan importante como la creencia religiosa y hay alguna jurisprudencia emergente en este sentido. ¿La creencia en que una buena calidad en la criopreservación es necesaria para vivir de nuevo en algún momento futuro no recibe la misma protección que creencias análogas y prácticas de origen religioso? Keegan cree que un recurso de apelación como el de Donaldson – y de hecho cualquier recurso de inconstitucionalidad contra una ley que impide el acceso a la criónica – tendría muchas más posibilidades de éxito en Canadá que en Estados Unidos.

Max More habló sin diapositivas sobre el tema “Supervivencia, identidad y mente extendida”. El objetivo de la charla de Max era considerar cómo hacer posible salvaguardar la información personal relevante de la identidad y luego reintegrarla para restaurar la personalidad en caso de que la criopreservación haya sido imperfecta. Si los procesos cognitivos y sus entradas pueden ser externas al cerebro, a Max le gustaría aprovechar esta oportunidad para mejorar las posibilidades de reactivar a las personas que sufren de desórdenes que amenazan al cerebro. Andy Clark y David Chalmers escribieron un documento con potestad titulado “La mente extendida”. Según Max, para que un objeto o un proceso externo sea considerado parte de la mente, tiene que producir resultados que sean razonablemente comparables a los componentes normalmente vistos internamente desde el punto de vista biológico y neurológico. Clark y Chalmers proponen 3 condiciones para poder tomar en cuenta los procesos externamente localizados y que puedan ser considerados parte de procesos cognitivos de un individuo: 1) constancia (el componente externo tiene que estar allí con fiabilidad); 2) accesibilidad (facilidad natural para usar ese componente); 3) aprobación automática (la persona debe confiar en el componente igual que en cualquier otro componente de su cuerpo natural). Max señaló que unos cuantos años antes de que se escribiese el documento Clark/Chalmers, él había considerado el tema relacionado de cuándo una tecnología externa podría ser considerada parte de uno mismo (en el capítulo 4 de su disertación “Technological Transformation and Assimilation“). Aunque Max dudaba de la afirmación de Ray Kurzweil que sostenía que una simulación externamente convincente de su padre (realizada mediante huellas disponibles) tendría verdaderamente un yo, Max no argumentó que ninguna persona bien simulada pudiera tener un yo. Max sugería que un cuaderno de notas podría ser parte del proceso del pensamiento y no sólo una herramienta. No obstante, albergaba dudas acerca del valor de conservar una gran cantidad de notas diarias personales aunque se ha sugerido que la información bibliográfica podría ayudar en la reconstitución de un paciente criónico. Max también dudaba de que una computadora que pudiese simular de forma convincente una persona tuviese un yo. Entonces lanzó la pregunta, “¿qué es el yo?”. Se refería a la afirmación de David Hume en la que dice que introspectivamente sólo seria posible descubrir los pensamientos y sentimientos pero no el yo. Dennett dijo que el yo era una ilusión. Esto me lleva a pensar que ni Hume ni Dennett estaban muy preocupados por su propia supervivencia (¿como casi todo el mundo?). Max dijo que podría perder algunos recuerdos sin sentir su yo comprometido – porque cree que la identidad personal es más que la memoria y eso incluye el carácter, los valores y más cosas.

Después de las presentaciones se formó un panel con todos los ponentes más Aschwin como anfitrión. Yo solicité a cada uno de ellos que explicara lo que haría si se le diagnosticara Alzheimer. Aschwin dijo que de inmediato procedería a poner fin a su vida en condiciones favorables para la criopreservación, siempre que el diagnóstico fuera fiable y no hubiera cura a corto plazo en el horizonte. Keegan dijo que primero consideraría el tiempo que le quedara antes de padecer los síntomas, tales como la apatía y la negación que cabe esperar, para pasar algún tiempo con calidad de vida disfrutando de su familia y amigos. Keegan señaló que, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, la criónica puede que no funcione por lo que es racional buscar experiencias valiosas en el tiempo que a uno le quede de vida si pueden hacerse sin comprometer irreparablemente su criopreservación.

Yo mencioné que Robert Ettinger también dijo que moriría por hipotermia en una bañera fría al final de una fiesta con amigos -, pero lo retrasó hasta el punto en que perdió la conciencia y la capacidad de hacerlo a los 92 años cuando deanimó. Yo dije que probablemente pasaría cerca de un año tratando de confirmar el diagnóstico y que podría retrasarlo aún más tratando de determinar si era posible una cura ahora o en un futuro próximo. Max dijo que querría una segunda opinión, pero al igual que Keegan, querría pasar un tiempo disfrutando antes de proceder a su autoconsumación. Chana dijo que estaría muy preocupada acerca de cómo afectaría a los demás la decisión de poner fin a su vida, en particular cómo explicaría a su familia el porqué querría acabar con su vida mientras que exteriormente podría aparentar un buen estado de salud. Chana y Aschwin hablaron sobre su receptividad a los sentimientos mutuos sobre el asunto. Aschwin señaló que aquellos que cuidan a miembros de la familia con Alzheimer hasta la muerte natural sufren, a menudo, de una severa depresión. Chana dijo que una vez que hubiera tomado la decisión “encontraría la manera de bañarse en Agente Naranja y aprovechar las leyes de Oregón”. Con esto quería decir que encontraría una manera agresiva de contraer cáncer para que dos médicos de Oregon declararan que es una paciente terminal. Una vez hecho esto, un médico de Oregon puede prescribir fenobarbital para que el paciente pueda suicidarse por sobredosis en el momento y lugar de su elección. Aubrey dijo que retrasaría la decisión sin preocuparse demasiado por la pérdida de neuronas. Y además de retrasarlo hasta la confirmación del diagnóstico y con la esperanza puesta en una cura en un corto período de tiempo, Aubrey valoraría la probabilidad de que los procedimientos de criopreservación pudieran mejorar durante la espera. Mike Perry dijo que trataría de confirmar el diagnóstico y que si estuviera seguro de ello, deanimarse tan pronto como fuera posible”.

Yo mencioné el caso de una mujer, miembro del CI, enferma terminal de cáncer y que, con su esposo, llamó a Suspended Animation, Inc para que estuvieran presentes en el suicidio de ambos. A sus 30 años de edad, el esposo estaba en buen estado de salud, pero no quería vivir sin su esposa por lo que planeó morir junto a ella. El CI canceló su pertenencia como miembros y estableció una política de reserva del derecho a cancelar los contratos criónicos en caso de suicidio. Aschwin mostró su profundo desacuerdo con esta política del CI. Yo creo que las organizaciones criónicas no puede ser vistas como fomentadoras de acelerar la muerte en razón de que la criónica pueda funcionar, y deben asegurarse de que los demás no tengan esa impresión. No fue suficiente lo dicho sobre las políticas que serían más apropiadas para las organizaciones criónicas.

Le pregunté a Aubrey si creería posible que SENS no pudiera salvar la identidad de un paciente con Alzheimer muy avanzado. Aubrey estaba de acuerdo en que podría suceder pero sería difícil decir cuándo. El caso es similar al de los pacientes directamente congelados o en pacientes con diversos grados de daño isquémico. El concepto de “muerte teórica de información” alcanza aquí su pleno significado pero es difícil de determinar. Incluso si los métodos SENS no pudieran recuperar suficiente memoria e identidad para salvar a una persona, alguna clase de arqueología molecular futura sí podría ser capaz de hacerlo.



Mike describió las actividades de los Venturistas, que se están ofreciendo para salvar a los miembros criopreservados de alguna organización criónica que se malograra. Otro de los proyectos de los Venturistas es el de conseguir 50.000 dólares para Mike Darwin que, por dificultades económicas, no podría afrontar los costes para su criopreservación en Alcor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>